Páginas vistas en total

jueves, 29 de enero de 2015

"Cotita Loca"

Así es cómo le llama Ángel, en su media lengua, al cuento de Caperucita Roja. Para nosotros, los peques de dos años, resulta mucho más atractivo el cuento escenificado con marionetas. La repetición de las cancioncillas y los diálogos es una actividad magnífica para la estimulación del lenguaje, y visualizar los movimientos de los muñecos nos ayudan a ordenar e interiorizar el relato. ¡Mira qué diver!




Después, con las marionetas a nuestro alcance, tratamos de contar nosotros el cuento. Y eso nos lleva a hacer un esfuerzo para recrear el relato siguiendo la secuencia temporal y utilizar el vocabulario escuchado. 








3 comentarios:

  1. Una actividad excelente para desarrollar prácticamente todos los aspectos lingüísticos.

    Me gustan mucho las actividades específicas que realizas tú, creo que eres muy buena profesional.

    ResponderEliminar
  2. Gracias. Todos los maestros intentan hacerlo lo mejor que pueden.

    ResponderEliminar
  3. Muy instructivo el modo de contar cuentos. Qué pena no haber visto a los peques hacer su versión, sobre todo a Angel con su "cotita loca", seguro que para mondarse de risa.

    ResponderEliminar